Unas gafas Ray-Ban gigantes de 675m2 en la Plaza de la Catedral de Barcelona