La nueva campaña moda de G-Star cubre un edificio de publicidad en Plaza Cataluña